Las locas aventuras de Fura (el ultimo macarra sentimental)
Cuentos y relatos para no dañar las neuronas propias ni ajenas. Total...nadie me va a creer!!

Inicio > Historias > Last night in Bangkok

Last night in Bangkok

Mi afán por viajar y conocer nuevas gentes y nuevas culturas me viene desde muy pequeño. Pero nunca he sido ávido consumidor de arquitectura. Más bien, me han interesado siempre los ambientes, y, en particular, los bullicios, los olores y los colores de los mercadillos. Y casi siempre que viajo, lo hago por instinto, siguiendo a las casualidades. Fue de esta manera como decidí viajar a Bangkok, cuya traducción es "ciudad de los ángeles". Y yo, que ya conocía Los Angeles (Calif.) y Puebla de Los Angeles (Mex.), quise saber si podrían tener algo más en común que los nombres.

Y aquí me encuentro, en mi última noche en la capital de Tailandia, buscando la respuesta. No la había encontrado hasta ahora en el Thon Buri, a pesar de los hermosos puentes sobre el río en el que los mercadillos flotantes llenaban de colorido las fotos de los turistas con el Templo del Amanecer al fondo. Tampoco tuve suerte en el Parque Lumpini, dónde mi intento de hacer Tai-chi concluyó con las risas de los vendedores ambulantes y con mis huesos en la hierba. Menos probabilidades tenía aún en el Dusit, el barrio de los políticos y del zoológico (había más serpientes y lagartos en los edificios administrativos que dentro del recinto).

No había manera. No encontraba la similitud con los otros dos sitios, así que decidí dar una vuelta por el Barrio Centro a las once de la noche. Y sólo, para desesperación del gerente de la pensión, que me insistía encarecidamente, con pequeños golpecitos en el hombro y grandes improperios, que no pusiese en peligro mi vida y mis baths (moneda local). Pero yo no había venido desde tan lejos para fracasar en mis intentos sociológicos; y, por otra parte, nunca me había sentido tan seguro en ningún sitio como en los barrios peligrosos de cualquier ciudad; cómo en ningún sitio, en esos espacios se puede sentir más cerca la sensación de ser y de vivir libre (sé tú, según tú mismo...que dicen los Budistas). Y allí, en un mercado callejero lleno de vendedores de todo, incluso almas, encontré lo que buscaba: olores a comida fuertemente condimentada, colores intensos arrancados del arcoiris y salpicados al azar, bullicio de voces anárquicas y entrelazadas, caras con arrugas viejas y sonrisas frescas. Respiré profundamente los olores, impresioné en mi retina los colores, escuché atento los sonidos familiares y sonreí a las alegres caras arrugadas que me rodeaban. Y me sentí como en casa.

Me detuve a comer un plato de revueto de pollo con ajo y chile tierno, acompañado de arroz al curry con alhabaca, el mismo plato, exactamente el mismo plato que años antes había comido en L.A. y en Puebla. Hasta la cerveza con sal y limón verde tenía un sabor parecido.

El ventilador del local ayudó a secar un poco el sudor que ya empapaba para entonces mi camiseta y se convirtió en mi último recuerdo de la ciudad.

2003-08-12 | Lo dice PaCotilla a las 13:39 | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://pacotilla.blogalia.com//trackbacks/10537

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.60.28 (2a9622981b)
Comentario



		

Na Corunha
Click for La Coruna, Spain Forecast
anochecer en el mar

<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Otras historias

Alegoría de lo inevitable (El poder del destino)

La Creación según San Cristán

Cuando las Cíes eran un paraíso

Anatomía Geográfica Comparada

La vera historia de Cristóbal Colón e San Fura

¿Te gusta recordar?

Al calor de la noche

ICH BIN ALEN

La Fundación de las Universidades

El romance escondido

El gato que nunca soñaba

La receta definitiva del Licor Café

Last night in Bangkok y viaje hasta Conquin

Traducible a gringo y granbritánico


Historias de Fura

  • Diccionario libre Castellano/Gallego
  • Historias de Fura
  • Relatos

  • Echa una ojeada

    Cuaderno de Bitácora
    Días estranhos
    Prestige
    Sin que sirva de precedente
    Evasivas
    El Peatón del Aire

    Blogalia

    Blogalia


    © 2003 PaCotilla